Guia del Estrés Parte 2 – Efectos negativos y positivos del estrés en tu cuerpo

Guia del Estrés Parte 2 – Efectos negativos y positivos del estrés en tu cuerpo

¿Adaptación al estrés?

En el artículo sobre ¿Qué es el estrés y qué tipos hay? hemos visto que es el estrés y cuales son los tipos más comunes, pero no hemos profundizado mucho en los efectos demostrados que tiene este en nuestro cuerpo.

Nuestro cuerpo se ha tenido que adaptar al entorno cambiante en el que hemos evolucionado y debido a ello hemos desarrollado mecanismos extraordinarios para mantener el equilibrio interno a pesar de los cambios externos.

Uno de los mecanismo clave para adaptarnos al estrés es el eje HHA o también denominado Eje Hipotalamico Hipofisario Adrenal. Hoy veremos como el estrés moderno desajusta este eje y afecta a nuestra salud de distintas formas. Y también como disminuir los efectos negativos del estrés moderno.

¿Qué es el Eje HHA?

El Eje HHA es fundamental en nuestro sistema neuroendocrino. Regula muchos procesos del cuerpo humano y controla nuestra respuesta al estrés. Es el encargado de ajustar desde la reproducción, al sistema inmune, desde la digestión hasta el metabolismo energético.

Cuando la parte de nuestro cerbero denominada amígdala detecta una amenaza alerta al hipotálamo y este desata una secuencia de hormonas que acaban liberando la famosa hormona del estrés, el cortisol. El cortisol lo que hace es enfocar todos nuestros recursos energéticos en luchar o huir.

Es el sistema perfecto para defendernos de amenazas de muerte como encontrarse con un león o un miembro de la tribu enemiga, pero ese mundo ya no existe y este sistema ha perdido todas las ventajas para quedarse solo con los inconvenientes. Este sistema no nos va a ayudar con los estresores psicológicos como tener un examen, pagar la hipoteca o aguantar a un jefe.

Lo que antes eran amenazas intermitentes ahora son preocupaciones crónicas que nuestro cerebro detecta de la misma forma. Ya no estamos físicamente activos y mentalmente relajados sino que funcionamos de la manera inversa, estamos siempre físicamente desactivados y mentalmente hiperactivos.

Este desequilibrio del eje HHA es el que contribuye a agravar muchos de los trastornos modernos como la obesidad, depresión, ataques de panico o Alzheimer.

Pero volvamos al cortisol.

¿Qué es el Cortisol?

El cortisol es el encargado de comunicarle al cuerpo que estamos en una situación de alerta, como hemos visto se genera por una percepción de peligro en el cerebro.

En situaciones normalizadas de sueño y luz, el cortisol alcanza su pico sobre las 8:00 am para luego ir disminuyendo hasta que en la tarde vuelve a tener un pico y ya disminuye hasta mínimos al acercarse la noche.

Como vemos el cortisol es ciclico y se puede considerar como una hormona que nos mantiene activos cuando lo necesitamos.

Sus principales actuaciones son elevar la cantidad de azúcar en sangre para usarlo rápidamente. También, si su nivel es exagerado, desvia los recursos energeticos suprimiendo la actividad del sistema inmune, interrumpiendo el sistema reproductivo e interfiriendo con la producción de hormonas tiroideas.

Estos efectos no son un problema sí son provocados por un estrés momentáneo y espaciado en el tiempo, el problema viene, cuando, como vimos en el artículo anterior, se cronifica y se suprimen ciertas funciones a largo plazo. Está situación de estrés constante e intenso puede dar lugar a los siguientes problemas:

  • Causa desequilibrios estomacales, diarrea o estreñimiento

  • Modifica el apetito

  • Provoca cambios de humor

  • Contribuye a la falta de concentración y a problemas de memoria

  • Causa cansancio y fatiga

  • Puede provocar dolores de cabeza

  • Es una de las causas de la hipertensión

  • En casos extremos puede causar infertilidad y detención de la menstruación

  • Aumento del azúcar en sangre y resistencia a la insulina

  • Disminuye las defensas

Hasta que lleguemos al final de está serie de artículos no empezaremos con aplicaciones practicas para disminuir el estrés de raíz, pero mientras tanto quiero hablarte de unos suplementos que han demostrado ampliamente sus efectos en la regulación de los picos de cortisol. Estos son los adaptogenos.

¿Qué son los Adaptogenos?

En la búsqueda por mejorar el estado físico de soldados en los años 40, en Rusia encargaron esta tarea a Nicolai Lazarev. Este científico ruso se centró en plantas que soportasen condiciones hostiles y pudiesen crecer en lugares inhóspitos.

Después de probar miles de sustancias naturales detecto varias que tenían la capacidad de regular el estrés en los humanos, por su función las llamo adaptogenos.

Estas sustancias provenientes de distintas plantas no tienen una respuesta específica en el cuerpo y esto les proporciona su gran poder ya que no utilizan el enfoque farmacéutico de una sustancia para un síntoma sí no que pueden tratar varios a la vez.

Estas plantas son reguladoras tanto al alza como a la baja de la respuesta del estrés, sí sufrimos de un gran estrés disminuyen los efectos negativos de este y en cambio sí estamos muy decaidos nos ayudan a activarnos. Mejoran la tolerancia a varios estresores distintos (físicos, químicos o biológicos). Y por último son inocuas y por lo tanto no producen efectos secundarios graves.

Después de estudiar miles de plantas medicinales se han descubierto unas pocas que cumplen con la definición de adaptogenos. Los que más beneficios han demostrado son los siguientes:

Ashwandanga

Ginseng 

Maca

Rhodiola Rosea

Hongo Reishi

En Castelldefels tenemos varios centros de suplementos donde seguro te pueden aconsejar sobre que producto se adapta más a tus necesidades, sí no conoces ninguno estas pueden ser buenas opciones:

Planeta Terra

Bioespai Natural

La Ventana Natural